Quiero explicarte por qué tus limitaciones pueden resumirse en un personaje, alguien que tu  has creado para defenderte de una herida emocional.

Se le llama herida de nacimiento a una huella psicológica que viviste en un tiempo pasado y a partir de la cuál generaste un concepto de ti mismo, una mascara que la esconde y te ayuda aparentemente a desarrollar tu vida presente.

En realidad hacemos esto por que no nos permitimos sentir esa herida, esa angustia que no viene de ahora, sino del pasado. Pero que sí la puedes trabajar en el presente.

Se interpreta como una lesión afectiva que nos impide llevar una vida plena. A veces su huella es tan profunda que incluso nos dificulta las relaciones personales. También nos incapacita a la hora de afrontar problemas con mayor soltura y resistencia.

A veces estas heridas están vinculadas a un pasado infantil realmente traumático. En cambio otras veces, se deben a una distorsión de la realidad, interpretada por parte del niño. Los niños son muy buenos captando impresiones y teniendo sensaciones, pero no muy buenos interpretándolas.
Las niñas y los niños pequeños son personas inmaduras para comprender todo cuanto sucede a su alrededor.
Para ponerte un ejemplo,
Un niño puede sentirse abandonado, aun cuando sus padres están con el en casa, esto sucede si no le prestan la debida atención o desatienden sus necesidades afectivas.

Al final lo que tapas, lo que no quieres mirar coge poder e inconscientemente creas situaciones que te hacen revivir lo que todavía no has mirado de ti.

Si no aprendes a integrar esta parte, cada día se hace más fuerte y el espejo de la vida y sobre todo “el otro”, te devuelve justo lo que te toca aprender, haciéndote volver a sentir aquello que no has sanado.

La vida te regala un método de crecimiento personal gratuito … observa todo eso que te genera mal estar a tu alrededor, porque te están dando información sobre esa herida que tienes que sanar.

Abrir chat
Hola
¿En qué puedo ayudarte?